2021… ¿y ahora qué?

2021… ¿y ahora qué?

By Sinergia & Equilibrio

Si eres una persona que está pasando por muchos cambios, cuidadito con perder el norte. El día de hoy tenemos una entrevista con Yulis Rondón, donde nos habla de su propio proceso, de cómo hizo ella para llevar adelante todos estos cambios de ingeniero a empresaria y luego quedarse en otro país. Hoy lo vamos a dedicar este instante cuántico a estos profesionales que están en un cambio.

Te puede interesar este video relacionado

Cambios profesionales

Yulis Rondón es una mujer, es una venezolana que tiene sus últimos casi dieciocho meses en Madrid, decidió vivir y vivir feliz, es una coach, trabaja en coaching, es vegetariana, amante de la naturaleza, tiene dos hijos, empresaria, ingeniero industrial, ha trabajado sus últimos siete años de vida en coaching y los anteriores, los últimos veintisiete anteriores, han sido a nivel de empresas  y a nivel organizacional.

“La vida es un constante cambio, somos realmente seres cambiantes, somos seres emocionales, pero el cambio es lo que te hace evolucionar en la vida cuando arropas el cambio para ti y haces de ese cambio una transformación de ser humano. Nuestra esencia va a ser siempre la misma, lo que hacemos es moldear, moldear con nuestros cambios ese ser que está renaciendo.”

Para Yulis, “cambiar de país significó un cambio cultural muy fuerte porque es dejar donde viví los últimos cincuenta años de mi vida, porque tengo cincuenta y uno, orgullosamente, cuando celebré los cincuenta estaba en Venezuela y me vine, al mes me vine a Madrid y este cambio de cultura ha sido muy enriquecedor para mí porque me ha enseñado la grandeza de mi patria, me ha enseñado lo grande que somos los venezolanos y lo maravilloso que podemos ser cuando decidimos crecer como seres humanos. Entonces para mi este cambio ha sido un cambio transformacional en mi vida.

Porque es la validación del origen, es la grandeza y yo realmente no llegué a España, ni huyendo de mi país, ni queriéndome ir de mi país, llegué porque vine a estudiar, vine a hacer una maestría en marketing digital y vine fue a estudiar, pero bueno, la señora pandemia, tocó la puerta del mundo entero y cambió nuestras realidades, cambió la realidad social, la realidad humana del universo y eso también trajo sus consecuencias y una fue que bueno, yo me quedé de una u otra forma atrapada en España.

Y digo que fue así porque dentro de mis planes no estaba este proceso, pero bueno, bienvenido sea y lo bonito de todo esto, que bonito es sentir como seres humanos lo que te corresponde vivir, la superación comienza en la aceptación, entonces bueno, yo acepté mi realidad y dije bueno Yulis, ¿qué opciones tienes?, bueno, quedarte, quedarte y quedarte otra vez, porque las opciones de verdad fueron limitadas, entonces, ¿qué hacemos con esas opciones?, ¿y qué hacemos con ese proceso?, entonces bueno lo primero es aceptar la realidad, luego, ¿qué utilizo de esta realidad para mi provecho?, y digo mi provecho en el sentido del bienestar y ¿qué hago?. Y eso fue lo que hice, quedarme para salir adelante. ”

Las preguntas claves que te tienes que hacer si estás en algo parecido son:

¿Qué utilizo de los recursos externos que tengo con este cambio?

¿Qué utilizo desde lo que tengo yo en mi interior para salir adelante?

¿Ahora qué hago con mi vida?

Al emigrar, ya no soy nadie.

“Eso es una declaración de mucho poder, es una afirmación bien poderosa que muchísimas personas dicen, o también hay una que a mí me han compartido muchos de mis clientes, que me dicen “coach” me ha tocado empezar de cero. Pues no, empezamos de cero una sola vez en nuestra historia.

Es el día que mi mamá estuvo con mi papá y se unió aquel esperma con aquel óvulo y se formó el embrión, ese fue el primer día cuando Yulis Rondón comenzó de cero, es decir yo traigo una historia, tengo experiencia, tengo vivencias, tengo conocimientos y todo esto lo pongo en servicio de la humanidad, por eso, empezar de cero, una sola vez en mi vida.”

Sigue preguntándote:

¿Qué utilizo de mi interior?, bueno mis recursos

¿Cómo lo hago?, desde la aceptación y con ganas.

“Los seres humanos tenemos nuestras propias limitaciones, esas que nos hacemos a nosotros mismos y las limitaciones que adoptamos.

Y eso es bien interesante porque muchísimas veces nuestras propias creencias, o las afirmaciones que nos hacemos, o los juicios que nos decimos, son los que realmente a veces nos dejan donde estamos y no nos permiten avanzar.

Muchas veces les digo a mis clientes “nosotros mismos somos nuestros propios saboteadores, auto saboteadores”, pero esa energía pues yo la tomo al contrario, o sea, ¿qué traigo?, ¿qué tengo?, ¿qué quiero hacer?” y me hago esas preguntas, ¿qué voy a hacer? Vamos a hacer siempre lo que deseamos hacer, y cuando digo “deseamos hacer”, lo digo en el sentido del sentir y esto tiene su “para que”, porque los seres humanos nos enseñan a trabajar el deber ser, “esto usted tiene que hacerlo por esto”.

Cuando estamos pequeños nuestras madres nos dicen “ se portan bien”, me pregunto, a quien le dijeron lo que era portarse, ¿qué significaba bien?, a mí, mi mamá jamás me dijo “ven acá Yulis que te voy a enseñar que es bien”, es nunca me lo dijo, sin embargo nosotros ya en la adultez, en estos procesos ya somos adultos, pues analizamos esa conducta y decimos “bueno, ¿qué voy a hacer en pro de mi paz, en pro de mis valores, en pro de mi misión de vida?, de mi visión de vida, es decir, vamos a preguntarnos ¿para qué estoy aquí?

Recuerda esta pregunta:

¿Para qué estamos acá en la tierra?, ese “para qué” te va a llevar realmente a la toma de decisiones, entonces cuando me toca tomar decisiones yo siempre las contrasto con mi misión de vida y dónde me quiero ver y si esa decisión me acerca a mi misión y me acerca a mi visión, pues le digo que sí, pero si esa respuesta que voy a dar capaz me aleja de mi misión y visión siempre digo que no.

Y aquí si lo digo, porque para mí la vida es un constante aprendizaje, todos los días aprendemos algo, inclusive, haber pasado de un día para otro ya aprendimos, ya es el aprendizaje del día anterior, entonces de eso se trata, pues yo decidí, yo dije, bueno, y esta es una pregunta que también me hice hace meses, yo decía “si Papá Dios me dejó viva, ¿para qué me dejó viva?”

Entonces en ese “para qué” está alineado mucho el sentir.

Herramientas para la vida incluso sin saber la misión de vida

“¿Qué valoración le das al empleo?, un dos por ciento, ¿con que pagas la renta?, con el empleo y ¿cómo vives?, con el empleo, entonces, ¿qué valoración le das al empleo?, le doy toda la valoración porque el empleo lo estoy utilizando.

El empleo es un trampolín, el empleo es un proceso situacional, es lo que estás viviendo hoy para llegar a ser lo que eres.

La semana pasada, en una sesión de coaching de emprendedores, me decían “coach, es que yo quiero hacer esto, pero estoy haciendo esto”, bueno perfecto, ¿esto que estás haciendo que tanto te acerca a lo que quieres ser?, que tú hoy en día estés trabajando en un empleo, estés desarrollando una actividad económica no es garantía de que lo que tu sueñas o quieres hacer no lo vas a hacer.

Tu trabajo situacional no va a definir tu futuro, tu trabajo situacional es tu situación actual, eso no define tu futuro, tu futuro lo define tu proyección, tu enfoque, hacia dónde quieres ir. Y eso se los digo a todos, porque pensamos, y eso me pasó a mí también, yo pensaba que porque hacía una cosa estaba bloqueándome la otra, las podemos hacer en paralelo, para nosotros nuestra pasión de vida, eso es lo que yo llamo talento, desarrolla tu talento.

¿Qué es el talento?, es tu experiencia, es el conocimiento que tengas en lo que te has formado, pero también lleva la pasión. El empleo es el conocimiento o lo que estudiaste, pero cuando le colocas la pasión, se convierte en talento.

Lleva lo que estás haciendo siempre con talento, y a eso que te toca vivir hoy en día, que capaz no es lo que es para ti tu sueño, utilízalo como recurso trampolín, como recurso de apoyo a dónde vas y, ¿por qué?, porque esto que estás viviendo hoy.

Si realmente esa es tu pasión:

  1. Dedícale, dedícale minutos.
  2. Hazte un plan de trabajo, planifica, nunca dejes de creer en ti.
  3. Estudia la experiencia que estoy viviendo hoy es para hacerme un espejo, para mirarme y decirme “¿esto que te está pasando que te está enseñando?”, “¿esto que estás viviendo que te está mostrando?”

Año 2021… ¿y ahora qué?

“Vivir, vivir… si algo aprendí en el 2020 fue que nosotros no tenemos el control de nada, yo puedo decidir, puedo querer, puedo inspirarme, puedo lo que desee, pero sólo Papá Dios dispone, entonces el 2021 desde mi mirada, desde Yulis Rondón, esta mujer que está hoy con ustedes, hablando al desnudo porque de verdad todo esto es sumamente, esto no está estructurado, aquí vino a hablar fue una mujer maravillosa que tiene para darle al mundo lo que es y para mí el 2021 me deja la puesta en práctica de eso tan valioso que aprendimos en el 2020.

Es entender que necesitamos de humanidad, entender que los recursos son internos, que la paciencia tocó la puerta de nuestras casas, que nos bloqueó algo tan maravilloso como era el contacto físico para empezar a trabajar un contacto interior, nos dijo que teníamos que cerrar puertas y ventanas para abrir nuestros corazones al mundo real, para dejar esa parte práctica y plástica de lado y empezar a descubrirnos adentro.

A mí el 2021 me sorprende con una palabra que es la gratitud de quedar viva, que es la gratitud de tener la voluntad de ser más humana para el mundo. A mí el 2021 me enseñó que lo que yo viví es lo que necesitaba para ser mejor ser humano, es decir, si estoy aquí es porque tengo una misión de vida que es entregar lo que tenga que entregar al mundo entero, así que, como llegó el 2021, ¿y ahora qué?

Vivir, demostrar mi potencial al mundo, demostrar lo maravilloso que soy de agarrar cada instante riqueza para mi corazón y mi alma, porque definitivamente nos quedó demostrado en el 2020 que el dinero solamente sirve para satisfacer necesidades básicas, pero mi amor, si usted no tiene salud, no tiene propósito, no tiene intención, poco te vale el dinero.

Contacta con Yulis Rondón

¿Qué ha hecho el coaching en mí?, me ha hecho ser súper feliz y siempre lo digo, yo decidí ser feliz, ¿y por qué soy feliz?, porque mis decisiones van en pro de lo que yo quiero hacer y de lo que me suma y yo siempre digo, a mi lo que no me suma, me resta.

@coachyulisrondon

www.coachyulisrondon.com

Resumiendo:

  1. Ten presente que nosotros como seres humanos tenemos todas las capacidades.
  2. Haz un plan que te lleve a conseguir las metas que deseas.
  3. Cuando nos acompañan profesionales llegamos mucho más lejos y llegamos mucho más rápido, así que siempre unios a profesionales
  4. Afirma a diario “el poder lo tengo yo porque yo decido”.
  5. Procesa en el momento presente todo lo que te pase, no dejes envolverte en los pensamientos del futuro o el pasado.

Entra en nuestro canal de Youtube y mira este y otros videos que te pueden interesar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR