Equilibrio Cuerpo Mente

Equilibrio Cuerpo Mente

By Sinergia&Equilibrio

En esta nueva época que vive el ser humano existe un maravilloso despertar de conciencia, hacia algo más allá del cuerpo físico, que se enlaza con la parte espiritual y facilita el control de las emociones; pero no es cosa fácil llevar una vida equilibrada ante tantas situaciones estresantes y estímulos discordantes que disparan alti bajos, pasando de la alegría a la tristeza o de la salud al malestar en un día. Vamos a hablar de cómo hallar este estado de equilibrio y que permanezca estable durante el tiempo.

Tipos de cuerpos

 

El ser humano está formado por estructuras más allá del cuerpo físico, los órganos, células y sistemas que normalmente ves, conoces y puedes tocar.

El cuerpo físico crea el cuerpo emocional, se origina en el proceso pensante que se lleva a cabo en el cerebro. Al percibir el entorno emites un pensamiento que crea una emoción que se manifiesta externamente.

Adicionalmente, en otra dimensión está la parte espiritual, el cuerpo más sutil que no puedes tocar ni ver a menos que hayas desarrollado ciertas capacidades mediúnicas. El cuerpo espiritual es conocido como Alma y siempre está en equilibrio, no tiene nada que limpiar ni mover, el trabajo es desde tu parte consciente; por ejemplo: creer que existe, saber que es tu misma persona, aprender a conectarte con la intuición para escucharlo, meditar, etc.

 

Redes de intercambio de energía

 

Está súper comprobado que existen redes de energía en el Planeta, como la fuerza de gravedad que hace que las cosas no anden volando y la energía eléctrica que hoy en día se depende tanto de ella.

El cuerpo está unido al exterior a través de redes de energía tal cual como lo dice la teoría de cuerdas. Cuerdas de energía que unen planetas y todo lo que en ellos se encuentra.

Así mismo funciona el cuerpo humano internamente.

Cada órgano y célula está unido por líneas de energía formando redes como las de los pescadores.

El cuerpo físico capta a través de los sentidos lo que ocurre alrededor y lo procesa en el cerebro, estos pensamientos viajan a través de ondas de energía y se expresan a través de tus emociones.

Existen tres vías de captación de energía externa, son fuentes importantes para los humanos. Estas vías son la boca, la piel y los extremos superior e inferior del cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través de la boca entra la energía de los alimentos, el agua y todo lo que consumes como combustible para poder moverte y realizar todos los procesos internos.

Por la piel puedes absorber la energía solar, de hecho hay quienes viven de ella solamente, lo cual requiere muchísima convicción, disciplina y entrenamiento.

La otra red se recibe e intercambia energía en la coronilla de la cabeza y la planta de los pies.

 

Equilibrio Cuerpo Mente

 

Entonces, para equilibrar el cuerpo con la mente puedes basarte en las redes de energía, alimentarlas y mantenerlas correctamente. Vamos a ello.

La red alimenticia (BOCA) puedes ayudarla consumiendo los 7 tipos de alimentos, 150 grs al día de cada color, si consumes más puedes recargar y estresarla:

  1. Azul: Frutas secas, deshidratadas o naturales.
  2. Morado: Oleaginosas, bastará con 30 grs, como cacahuates, avellanas, almendras.
  3. Rojo: Carnes (preferible no rojas) y derivados de animales como mantequilla, queso y leche, también incluye setas y hongos.
  4. Verde: Todos los vegetales verdes por fuera.
  5. Anaranjado: Todos los vegetales no verdes, como pimentón rojo, tomate o zanahoria.
  6. Amarillo: Legumbres como garbanzos, lentejas, alubias.
  7. Blanco: 1 vez al día, cereales, también pueden ser harinas procesadas aunque no es la opción más saludable.

 

La red corporal (PIEL) la puedes alimentar y equilibrar tomando 30 minutos de sol al día, ésta activa la carga eléctrica y la alta vibración permite que te descargas de energías discordantes, estrés y pensamientos negativos. No olvides usar protector solar si vas a estar directo a la radiación por más tiempo.

La red de la coronilla a los pies la puedes activar cargándote de Chi, caminando por la naturaleza, preferiblemente en zonas arboladas, al menos 15 minutos al día. Mientras caminas a buen ritmo, respira profunda, en silencio y conscientemente.

Después de esta lectura es conveniente entender que el equilibrio cuerpo mente, no se basa en comer bien o pensar en positivo solamente, puedes usar estos recursos de energía para mantener tu cuerpo estable y por ende evitar altibajos emocionales.

En este sentido, si realizas esta rutina de vida, podrás experimentar y mantener un equilibrio cuerpo mente, aunque si te sales y se desborda, míralo con amor, reconoce que tus emociones se alteran y vuelve a recargarte de paz.

Por cierto, si todas estás rutinas las haces acompañado, el beneficio emocional se incrementa.

Estaré encantada de leer tus experiencias con la activación de las redes de energía de tu cuerpo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR