Pienso todo el tiempo

Pienso todo el tiempo

By Sinergia&Equilibrio

Es súper fácil estar pensando todo el tiempo, sobre cualquier asunto que te llegue a la mente, sea del presente, pasado, futuro, cosas pendientes o por resolver y nada es más complicado que tratar de parar la generación de pensamientos. Pero, si esto fuese perjudicial para tu salud, ¿estarías dispuesto a aprender a calmar la mente? Si tu respuesta es sí, entonces tómate unos minutos para seguir leyendo una forma de calmar el ego “pensador”.

LOS EGOS DE LA PERSONALIDAD

 

Cuando de egos se trata hay que reconocer que son la manifestación de tu comportamiento y es muy natural que existan. Es la manera de expresar emociones, son buenos y te ayudan a identificar tus puntos a mejorar.

Los 7 egos se expresan a través de una conducta que responde a un estímulo externo, que es interpretado internamente, pasando por un proceso pensante que define la manera de externalizarlo.

Según nuestros maestros de Luz, los 7 egos se caracterizan por un color y una palabra clave, para poder identificarlos y trabajarlos.

El ego azul está relacionado con la palabra “Yo Pienso”, es por eso que el proceso pensante puede trabajarse y evitar estrés mental.

 

ALIMENTOS QUE EQUILIBRAN EL EGO “YO PIENSO”

 

Somos seres solares, todos los órganos tienen los colores del arco iris y los alimentos de igual manera tienen la energía de un color determinado.

Entonces, siguiendo teorías cuánticas, si alimentas los órganos con alimentos del color asociado, podrás controlar las emociones que se generan cuando el ego se trastorna.

Las frutas tienen la energía de color azul, pueden ser consumidas frescas o secas. Absolutamente todas las frutas deben ser consumidas en la mañana, antes de que el sol llegue al punto medio, para garantizar que la energía azul llegue a niveles cuánticos y pueda surtir de vitalidad a los órganos involucrados. En este caso resaltan los ojos y la tiroides que mayormente tienen energía azul.

La energía de las frutas favorece el pensamiento creativo y el consumir más de 200 grs al día ocasionará que se pierda el equilibrio y en consecuencia la inspiración e innovación en la vida, pudiendo ocasionar procesos depresivos. De igual manera ocurre si no se consumen frutas, sin hablar de las deficiencias vitamínicas que se pueden presentar en el torrente sanguíneo.

¿CÓMO SABER SI ES EL EGO AZUL?

 

Es muy fácil saber cuándo otra persona habla sin parar, pero no es tan sencillo ver cuando uno mismo lo hace.

Hablar se relaciona con el proceso pensante pero, puede existir mucha o ninguna actividad cerebral.

La mayoría de las personas piensan más de lo que hablan, pasan la noche sin dormir, se convierten en mono temáticos a nivel de ideas, le dan la vuelta a todo constantemente, tratan de resolver cosas antes de que ocurran, quieren tener todo planificado y controlar todo lo que les involucra.

La verdad es que el ego está desequilibrado y puede ocasionar problemas de estrés mental, dolores de cabeza, migrañas, frustraciones, ambiciones descontroladas, mal humor y hasta maltrato hacia los demás.

Entonces aprender a observarte es fundamental para darte cuenta de si estás atravesando por este proceso inestable.

 

¿CÓMO CONTROLAR EL EGO AZUL?

 

Puedes iniciar rápidamente a controlar tu ego Yo pienso, si mañana mismo incluyes frutas en tu desayuno, no más de 200 grs al día.

Refuerza tu proceso de autoobservación, fiscalízate cuando estés generando pensamientos recurrentes y párate, respira profundo, estira tus brazos derechos sobre tu cabeza mientras inspiras y al exhalar ve botando el aire por la boca lentamente.

Aprende a meditar conectando con tu corazón.

Entender que el control es una ilusión es fundamental para controlar la generación de pensamientos, realmente no controlas nada, lo que pasa es producto de energías en constante movimiento y partículas que se mueven en función del espacio tiempo. Puedes atraer cosas y co-crear situaciones sólo desde la paz y la claridad mental.

Entrega a Dios tus preocupaciones, reza y pregúntale que te indique el camino a seguir y luego respira profundo y espera la respuesta a través de tu intuición.

Para trabajar el subconsciente sigue los siguientes pasos:

  1. Siéntate en un lugar cómodo, con la espalda recta, sin cruzar ninguna parte de tu cuerpo.
  2. Cierra tus ojos y siente como una luz cae sobre tu cabeza. Para tus pensamientos, relaja tu rostro y tu cuerpo.
  3. Visualiza todo tu cuerpo color azul, esta es la parte más importante, poder visualizar el color dentro de ti. Observa su intensidad. Esto se logra con práctica.
  4. Siente en tu cuerpo la molestia de generar constante actividad mental, buscando o evaluando formas de actuar. ¿En qué parte del cuerpo sientes la molestia? ¿Coincide con alguna dolencia física?
  5. Respira profundo y lento y observa cómo el cuerpo azul da un paso al frente, como si saliera de tu cuerpo, puedes mirarlo al frente de ti.
  6. Respira profundo y en calma, siente tu cuerpo en paz y conéctate con el ritmo cardíaco, escucha tu corazón unos minutos.
  7. Agradece a tu Ser Dios que te ha ayudado en este trabajo y a tu ego por mostrarte la causa de tu sufrimiento.

Este ejercicio lo puedes hacer a diario, cada vez que sientas la angustia.

Nos vemos la próxima semana con el último de los 7 egos, el color morado.

Estaré encantada de leer tus comentarios acerca de esta información.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR