Porqué a mi

Porqué a mi

By Sinergia&Equilibrio

Buscar el porqué de las cosas parece ser más común de lo que piensas, siempre existe un ¿por qué a mí me pasan las cosas?  Por qué yo, por qué él me hizo eso, por qué mi mamá es así y una larga lista de cosas a las que siempre buscas saber el origen, como si la respuesta te vaya a dar un nuevo rumbo de vida. La verdad es que el buscar el pasado constantemente puede deberse a un ego de tu personalidad y no a tu esencia divina. Te cuento más.

Desde el 2005 dejé de buscar el porqué de las cosas para enfocarme en el para qué y la vida comenzó a avanzar, es como si antes estuviese tratando de rodar una gran rueda de piedra y ahora tengo una arandela de caucho. La diferencia es fundamental.

LOS EGOS DE LA PERSONALIDAD

 

Recuerda que en Sinergia&Equilibrio consideramos que hay 7 egos, que son la manifestación de distintas etapas de la personalidad.

Los egos se manifiestan en las distintas situaciones de la vida y determinan nuestro comportamiento. Todos tenemos egos ya que es la manera de cómo te manifiestas al mundo exterior.

Vives constantemente estimulado por el entorno y percibes por tus sentidos, esto crea un proceso interno de interpretación en tu mente y se activa el ego que vas a expresar, o sea todo pasa por el proceso pensante.

Si enfocas el trabajo consciente y sub consciente en la mente, tu comportamiento será más estable y tus emociones sufrirán menos alteraciones.

Uno de estos egos es color anaranjado y su palabra clave es Yo razono, se expresa cuando recurrentemente buscas el porqué de las cosas.

 

ALIMENTOS QUE EQUILIBRAN EL EGO “YO RAZONO”

 

Considerando que el cuerpo está formado por energía interconectada a través de redes eléctricas internamente, es decir, los órganos, células, músculos, sistemas y todo el organismo está unido por una cuerda de energía que lo recorre constantemente; entonces el principal suministro de energía externa es el Sol y los alimentos.

Los alimentos que tienen energía anaranjada son todos aquellos vegetales no verdes como la zanahoria, tomate, remolacha, cebolla, rábano. Éstos deben consumirse de 150 a 200 grs al día, recomendablemente en la comida fuerte de medio día.

Cuando el cuerpo es privado de esta energía el ego se desequilibra y se manifiesta constantemente en forma de pensamientos recurrentes buscando el porqué de todo.

Si esta energía está en equilibrio, los miedos asociados a buscar el origen o mirar al pasado se van disipando y se puede mirar al futuro buscando el aprendizaje de lo que ocurre.

 

¿CÓMO SABER SI ES EL EGO ANARANJADO?

 

Obsérvate si ahora mismo te preguntas el porqué de algo que te ocurre, o en cada paso que vas a dar o algo que debes hacer, sientes la imperiosa necesidad de buscar el origen de ello.

El pensamiento constante de porqué, te puede hacer sentir víctima de las cosas y te puede limitar a avanzar en la vida. Cuando el porqué está relacionado con acciones de otros, giras tu mirada hacia los demás y dejas de ver tu propia vida, vivir el presente.

Buscar el por qué no es determinante en tu historia, ya que no podrás cambiar lo que ocurrió, pero si miras al futuro te preguntarás ¿para qué he vivido esto? ¿Qué aprendizaje tengo que sacar de esta experiencia? ¿Qué he estado haciendo que puedo hacer diferente y cambiar el destino para que no me vuelva a ocurrir?

El ego Yo razono puede ocasionar estrés mental, emociones alteradas en cuanto tocas algún tema particular, dificultad para tomar decisiones y dolores en la zona lumbar o estomacal.

 

¿CÓMO CONTROLAR EL EGO ANARANJADO?

 

Todo parte de la auto observación, ya que pocas veces admitimos como cierto lo que otros nos dicen, sea por considerarlo crítica o porque tienes tanta seguridad de lo que haces que no aceptas objeciones. También puede ocurrir el otro extremo, que te dejes llevar por lo que dicen los demás y dejas tu fuerza en manos de otros.

Cuida tus pensamientos, constantemente puedes escucharte diciendo la palabra porqué y esa es la clave de este ego Yo razono.

Si sientes estrés mental habrá un alerta, así que aprende a calmar la mente, puedes colocar música de agua o sonidos naturales, sin instrumentos, antes de dormir.

Aprende a meditar.

Aprende a estar en paz y darle espacio a la intuición; antes de tomar alguna decisión, en vez de generar pensamientos recurrentes que te lleven a evaluar el pasado o generar dudas acerca del futuro; respira profundo y pide orientación a tu Ser Dios, deja que te llegue a través de la intuición lo que sea mejor para ti, en ese momento.

Para trabajar el subconsciente sigue los siguientes pasos:

  1. Siéntate en un lugar cómodo, con la espalda recta, sin cruzar ninguna parte de tu cuerpo.
  2. Cierra tus ojos y siente como una luz cae sobre tu cabeza. Para tus pensamientos, relaja tu rostro y tu cuerpo.
  3. Visualiza todo tu cuerpo color anaranjado, esta es la parte más importante, poder visualizar el color dentro de ti. Observa su intensidad. Esto se logra con práctica.
  4. Siente en tu cuerpo la molestia como cuando buscas el porqué, la necesidad imperiosa de saber la causa de las cosas. ¿En qué parte del cuerpo sientes la molestia? ¿Coincide con alguna dolencia física?
  5. Respira profundo y lento y observa cómo el cuerpo anaranjado da un paso al frente, como si saliera de tu cuerpo, puedes mirarlo al frente de ti.
  6. Respira profundo y en calma, siente tu cuerpo ahora y vive tu momento presente, conéctate con tu intuición.
  7. Agradece a tu Ser Dios que te ha ayudado en este trabajo y a tu ego por mostrarte la causa de tu sufrimiento.

Este ejercicio lo puedes hacer a diario, cada vez que sientas la angustia de saber el comienzo de todo.

Nos vemos la próxima semana con el siguiente ego rojo.

Coméntame tus resultados con este ejercicio por favor.

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR