Querer siempre más

Querer siempre más

By Sinergia&Equilibrio

 

¿Alguna vez te has observado a ti mismo deseando más? Si tienes un teléfono móvil quieres uno más actual, quieres más dinero, unos zapatos nuevos… Algo se activa dentro de ti que te hace desear cosas, pero primero pregúntate si tu motivación es desde la necesidad o  la ambición. Si ninguna te parece, entonces este artículo es para ti.

Existen varios aspectos involucrados en este tema, pero hoy atenderemos a los motivados desde los conocimientos que nos han dado los maestros espirituales, basados en la cuántica.

LOS EGOS DE LA PERSONALIDAD

 

Los seres humanos tenemos diferentes facetas, fachadas, máscaras y/o comportamientos que constantemente cambian de acuerdo a los estímulos. Éstos los llamamos EGOS de la personalidad.

Los 7 egos son manifestaciones de distintas fases de tu personalidad y afloran de acuerdo a lo que vives a diario. Los veremos uno a uno en las próximas 6 semanas.

Los egos no son malos ni buenos, aunque me gusta verlos como aliados, ya que te mantienen alerta de situaciones y te cuidan de pasar por dolores que pueden preverse.

Los egos están en una dimensión más sutil a la que te encuentras y por ello no se ven sino que se sienten a través de las emociones que generan. Tienen color y una palabra clave para identificarlos.

Cuando quieres constantemente algo mejor o novedoso, hay un ego alterado, o mejor dicho, un ego que se manifiesta, es el ego de color blanco y cuya palabra clave es “YO QUIERO”.

ALIMENTOS QUE ALTERAN EL EGO “YO QUIERO”

 

Somos seres solares, vivimos en el planeta Tierra, regidos por el Sol, así que funcionamos con la energía natural y ésta se refleja en todos los alimentos.

Los alimentos son la mayor fuente de energía que entra a nuestro cuerpo y por ello hay que tener cuidado de lo que consumes.

Cada alimento posee un color predominante cuya energía coincide con los órganos del cuerpo humano.

El color blanco se halla en los cereales y sus alimentos procesados como las harinas, pan, pasta, tostadas, etc.

Los cereales se deben consumir una vez al día y no tres como se acostumbra. Revisa si desayunas pan, comes o almuerzas arroz o pasta y en la cena alguna galleta, tostada o cereal.

El exceso de energía blanca altera el ego blanco y te pone sentimental y ambicioso.

¿CÓMO SABER SI ES EL EGO BLANCO?

 

Primero debes observarte y darte cuenta cuántas veces hablas en primera persona “YO” y cuántas veces dices “yo quiero”, para detectar por medio de la palabra clave si el ego está alterado.

Segundo, puedes analizar cuántas veces comes color blanco al día y eso te dice fácilmente si hay un exceso de energía en el cuerpo.

Tercero, reconoce si te sientes deseoso, ambicioso, si quieres cambios, si deseas mejores cosas, partiendo desde la preposición de que ya tienes algo y lo que quieres es mejorarlo. No desde la escasez, porque eso ya es otro ego que hablaremos más adelante.

¿CÓMO CONTROLAR EL EGO BLANCO?

 

Recuerda que los egos están para ayudarte, así que siempre deben estar equilibrados.

Aprender a vivir con ellos no es suprimirlos, es desarrollar la sutileza de sentirlos y trabajarlos.

Para trabajar el ego sigue los siguientes pasos, lo haremos desde el subconsciente: Antes de iniciar haz consciente las veces que quieres más, recuerda momentos donde exiges más, piensa en las cosas que deseas.

  1. Siéntate en un lugar cómodo, con la espalda recta, sin cruzar ninguna parte de tu cuerpo.
  2. Cierra tus ojos y siente como una luz blanca cae sobre tu cabeza. Para tus pensamientos, relaja tu rostro y tu cuerpo.
  3. Visualiza todo tu cuerpo color blanco, esta es la parte más importante, poder visualizar el color dentro de ti. Observa su intensidad. Esto se logra con práctica.
  4. Siente en tu cuerpo la molestia de no tener lo que quieres. ¿En qué parte del cuerpo sientes la molestia? ¿Coincide con alguna dolencia física?
  5. Respira profundo y lento y observa cómo el cuerpo blanco da un paso al frente, como si saliera de tu cuerpo, puedes mirarlo al frente de ti.
  6. Respira profundo y en calma, conéctate con la abundancia divina de tu ser. Eres un ser infinito.
  7. Agradece a tu Ser Dios que te ha ayudado en este trabajo y a tu ego por mostrarte la causa de tu sufrimiento.

Resumen:

Obsérvate a diario, lo que comes y cómo hablas.

Reconoce si quieres algo, qué quieres y qué sientes en tu cuerpo al no tenerlo.

Haz un ejercicio de meditación: respirando profundo y lento, relaja tu cuerpo, observa tu cuerpo color blanco, recuerda las cosas que quieres y siente tu cuerpo ¿en dónde sientes alguna molestia? Respira  profundo y observa cómo el ego de color blanco da un paso al frente y sale de tu cuerpo. Respiras profundo y te conectas con la abundancia en tus finanzas.

Recuerda agradecer a tu Ser por guiarte en esta lectura y en el trabajo interior.

Felicidades porque si has llegado al final de este artículo, es porque tu alma está dispuesta a sanar, sólo te falta hacer los ejercicios.

Coméntame tus resultados por favor y nos vemos la próxima semana con el siguiente ego verde.

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR